15% DE DESCUENTO EN ESTAMPADOS SELECCIONADOS
Mi bebé solo quiere estar en brazos

“Mi bebé solo quiere estar en brazos”

Alrededor de los ocho meses del bebé, es habitual que los padres nos repitamos mucho una frase: “mi bebé solo quiere estar en brazos”. Esta nueva situación puede suscitar nuestra preocupación y hacernos plantear un millón de dudas. No te preocupes, este es un proceso normal. Presta atención y conoce más sobre el tema en Be Tribe.

 

Pros y contras de llevar al bebé en brazos

Lo primero que debemos hacer es colocar en una balanza los pros y contras de llevar al bebé en brazos. Así podrás tomar una decisión según tus necesidades, gustos y aquello que te haga sentir más cómoda y segura como mamá. Te darás cuenta de que los beneficios de esta práctica son infinitos para tu hijo.

Pros de cargar a tu bebé en brazos

– Mejora el sueño: Ayuda a dormir a tu bebé más rápido y profundo.

– El bebé llora menos: Al estar en brazos seguros, los pequeños lloran entre 40 y 50% menos.

– Fortalece el vínculo afectivo: Para la relación de mamá y papá con el bebé esta práctica es maravillosa. En este momento se liberan hormonas en el cerebro que potencian el vínculo materno o paterno.

– Más atención a sus necesidades: Al tener al bebé en brazos puedes estar más atento a lo que este necesita. Así conocerás mejor sus reacciones e incluso patrones de necesidades básicas.

– Mayor sensación de seguridad: Estar fuera del útero de mamá requiere de un proceso de adaptación. Sentir cerca unos cálidos brazos y el latido de un corazón (especialmente materno), hace que tu pequeño se sienta seguro en esta etapa.

– Lactancia materna: Tener al bebé cerca del pecho estimula la producción de leche materna.

Existen muchos otros pros de esta práctica. Además de que el bebé y la familia sentirán mucho amor y tendrán una relación más estrecha. ¿Algo mejor que esto?

 

Contras

Los contras de esta práctica son para mamá, sin embargo, se pueden resolver. Los puntos negativos de llevar al bebé en brazos son:

– Dolor de espalda.

– Demanda de tiempo.

 

 

«Mi bebé solo quiere estar en brazos»

“Mi bebé solo quiere estar en brazos” es una afirmación habitual de la mayoría de los padres. No te preocupes, a continuación te explicaremos el motivo de este comportamiento y el porqué debes estar tranquila/o ante esta situación.

¿Por qué quieren estar en brazos los bebés?

Hay una etapa en la que nuestro hijo empieza a demandarnos estar en brazos casi todo el tiempo. Está inquieto y llora cuando lo ponemos en su mantita de juegos o en la tronita y no sabemos porqué nuestro niño ahora sólo quiere estar cargado. Pues bien, lo primero que queremos transmitiros es tranquilidad, puesto que esta es una etapa totalmente natural en el desarrollo del bebé. Es la llamada “ansiedad por separación”.


Esta surge del instinto natural del bebé a estar con su figura principal de apego, que le confiere seguridad y garantiza su supervivencia. Se puede presentar a partir de los cuatro meses, sin embargo es más común entre los ocho y los nueve meses de nacido.

Preguntas y respuestas sobre la salud oral del bebé

¿Qué debo hacer?

Lo primero es entender que los bebés no se mal acostumbran a los brazos. Por lo que no hay que asustarse ni buscar soluciones drásticas que puedan perjudicar la estabilidad emocional de nuestro hijo.

Dejarle llorar o forzar situaciones para que se entretenga solito no es el camino correcto. De hacerlo, fomentas más ansiedad en ellos.
Lo ideal es lograr una relación fuerte y sana con el bebé. Un vínculo de seguridad, donde se sienta cubierto totalmente en sus necesidades emocionales y físicas. Solo de esa manera conseguirás que esta etapa se desarrolle de la mejor manera posible, dando como resultado una mayor autonomía en ellos.

¿Esto es un retroceso?

Muchas familias se comienzan a preocupar bajo la premisa de “mi bebé se duerme en brazos y cuando lo acuesto se despierta”. Es importante ser conscientes de que no debemos ver esta etapa como algo negativo o un retroceso en el desarrollo del niño. Todo lo contrario, esta es una etapa natural y saludable que forma parte del desarrollo de crecimiento emocional de nuestro bebé. Simplemente debemos acompañarlos y brindarles, más que nunca, nuestra presencia.
Coge a tu bebé en brazos todo lo que necesite, portéalo, siéntate en el suelo con él a jugar, y disfruta de esta etapa tan fusional con él. Cuando vaya pasando el proceso, allá por los quince meses, es más que probable que lo eches de menos.

Así que ya sabes, si eres de las mamás que afirma “mi bebé solo quiere estar en brazos” pues no te preocupes y disfruta. Aprovecha de cargar y pasear a tu hijo. Recuerda que en Be Tribe conseguirás los mejores accesorios para que salgan cómodos y seguros.

Abrir chat
¿En qué podemos ayudarte?